miércoles, 8 de mayo de 2013

Scarlatti: Sonata K 208



video


Domenico Scarlatti (1685-1757) nació en Nápoles en 1685, hijo de otro músico, Alessandro Scarlatti, su primer profesor. Durante su carrera trabajó en distintos puntos de Europa: fue segundo organista en la Real Capilla Musical de Nápoles, componiendo óperas como su padre, trabajó en Roma para el teatro privado de María Casimira de Polonia, también estuvo en Londres; en 1721 empieza a tener importancia como autor de obras para clave, y fue maestro de capilla de la corte portuguesa de Juan V, dando clases a la hija de este, la princesa María Bárbara de Braganza, futura reina de España. Compone gran número de sonatas y multitud de ejercicios para su alumna.

En 1728 María Bárbara de Braganza se casa con Fernando VI de España y Domenico pasa a trabajar en la corte española, como parte del séquito de la novia. La corte se establecerá en el Real Alcázar de Sevilla, y Scarlatti siguió siendo profesor de Bárbara y su esposo. Viajaba junto a ellos por las sierras andaluzas, lo que propiciará que el músico conozca la música popular de Andalucía.

En 1733 la corte se establece en Madrid y Domenico Scarlatti permanecerá en España durante veintiocho años.

Compuso cerca de 500 sonatas presentadas por parejas: sonatas complementarias (llamadas así por afinidad de estilo o tratamiento armónico) y sonatas contrastantes (compuestas de un movimiento rápido y otro más lento, o viceversa).

Sus años en España influyeron en su obra, sobre todo la música popular: en algunas sonatas se puede observar cómo el ritmo sugiere el taconeo de un bailarín, o notas repetidas con rapidez, como toques de castañuelas, la utilización de la cadencia frigia (variante de la semicadencia de dominante), típica de la música andaluza, etc.